Doctora, me hubiera puesto una talla más… ¡pero estoy muy contenta!

aumento de mamas doctora grande

16 Feb Doctora, me hubiera puesto una talla más… ¡pero estoy muy contenta!

En un aumento de mamas no hay un talla ideal, todo depende de la constitución de la mujer y sus preferencias. Sus curvas, su caja torácica, su altura… y si desea un cambio más sutil o uno más notable. En cualquier caso, un aumento de pecho es una decisión que ha de tomarse meditadamente y con el consejo de un profesional acreditado y con experiencia. Pero todo depende del caso en concreto. Hoy os doy algunas claves acerca del tamaño en una intervención de aumento de pecho. Quizá acudas a mi consulta pidiéndome un gran busto, pero una vez analizado tu caso veamos que es preferible optar por una talla que te haga menos voluptuosa. O viceversa. Lo recomendable es perseguir un resultado lo más natural y armónico posible.

En un aumento de pecho, la decisión del tamaño y forma de las prótesis depende de muchos factores. Uno de ellos es nuestra constitución corporal. Para una caja torácica ancha, suelo recomendar implantes más anchos que para un tórax estrecho, donde el implante debe ser más pequeño. Pero ¿qué pasa si, por ejemplo, somos bajitas? Pues que el tamaño de la prótesis tampoco ha de ser muy grande. Cada una de vosotras es una figura diferente a “modelar” con el mayor arte posible. Porque considero que la cirugía estética es eso, un arte, y como tal ha de contar con la inspiración del profesional frente a “su” obra.

Pero pongamos otro supuesto: Una chica que desea un aumento de pecho moderado. Hay que hablar con ella, tomar medidas, hacer pruebas con unas prótesis externas… porque si no hacemos todo esto, cuando la paciente vea el resultado, posiblemente no se vea totalmente satisfecha. Todo es muy subjetivo; lo que para nosotros los cirujanos puede ser lo más adecuado puede que a ella le parezca que no. Hay que intentar acercarse a los deseos de la mujer sin perder el equilibrio estético y anatómico. Por lo general, las pacientes que se someten a este tipo de intervención quieren ver resultados visibles. Pero, también, hay que tener en cuenta con el tiempo tu vista se acostumbrará. Y muchas veces las pacientes, una vez pasa el periodo inflamatorio y vienen a mi consulta, me dicen: “Doctora, me hubiera puesto una talla más… ¡pero estoy muy contenta!”. En el otro extremo es cuando me piden mucha mama, entonces se intenta llegar a un acuerdo con ella recomendándole lo máximo que se puede poner en cuanto a volumen.

Las tallas y formas del sujetador y las prótesis

Siguiendo con la temática del tamaño ideal, hay una premisa que me gustaría destacar hablando del aumento de pecho: no obsesionarse con el número de talla de sujetador, porque cada una tenemos un contorno diferente (el número del sujetador, sea 80, 85, 90…) y una copa diferente (el volumen de la mama, la letra A, B, C… del sostén) Una persona que tenga un contorno muy pequeño es muy difícil que podamos ponerle una talla 95, pero sí es posible poner la copa C. Y si hablamos estrictamente de los implantes, su medida se calcula en centímetros cúbicos o gramos. La elección de las prótesis se debe realizar finalmente mediante un acuerdo entre la paciente y su cirujano. Éste te aconsejará los centímetros cúbicos o gramos que son apropiados para ti dentro de la propia marca de la prótesis. Normalmente se utilizan de 250cc para arriba. Pero cada prótesis tiene una proyección (lo que tienden hacia adelante), tanto si son anatómicas como redondas. Aquí volvemos al acuerdo entre ambas partes.

Aparte, está la cuestión de dónde introducir el implante mamario. Hasta hace años éstos se solían situar en dos únicos planos: el Subglandular, inmediatamente detrás de la glándula mamaria, y el Submuscular, justo debajo del músculo pectoral. Muchos cirujanos se decantan por colocar los implantes en el plano Submuscular porque así se evita más el riesgo de contractura capsular, aunque con las nuevas prótesis este peligro se ha reducido muchísimo. También hay un tercer plano: el Subfascial. Aquí, el implante se posiciona en un espacio creado entre el músculo pectoral y su fascia, que es una especie de fina cubierta que lo recubre. Lo importante también a la hora de elegir el plano es la cobertura de piel y el trabajo al que se dedica la persona en su día a día. Porque los implantes están sometidos a los movimientos y esfuerzos de nuestro cuerpo. Y a los 10 años empiezan a envejecer, aunque ello no quiere decir que se tengan que cambiar pero hay que vigilarlas.

¿Y la forma? ¿Te ves con un pecho más redondo o más “con forma de gota”? En mi consulta evaluaremos lo que te puede quedar mejor para tu aumento de pecho. Por lo general, las prótesis redondas son más económicas que las anatómicas, pero en ningún caso podemos dejarnos llevar por ese condicionante. Yo no escatimo en horas de quirófano, ni en tiempo de hospitalización. Por eso tampoco aconsejo ahorrar en un material que será fundamental en la forma definitiva de una mamas. Lo siento, si buscas realmente una operación ‘low cost’, quizá no soy tu primera opción. Porque en cirugía plástica es necesario cumplir los procedimientos habituales para llevar a cabo una intervención que cumpla las máximas garantías de seguridad.

Dra. Nélida Grande
Colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA
Tel. 932 053 213
www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment