CORRECION DE MAMAS TUBEROSAS Sabadell – Barcelona
Cirugía estética

En la adolescencia, algunas chicas sufren una malformación en sus pechos que provoca que éstos tomen una forma parecida a un tubo o cono más o menos grueso, de ahí la denominación de mamas tuberosas. Existen diferentes grados, algunos casi inapreciables y otros que pueden llegar a resultar traumáticos para una adolescente ya que pueden afectar a su estabilidad emocional y a su manera de relacionarse.

Ficha Técnica

Tiempo quirúrgico: 2-3 horas

Anestesia: General

Hospitalización: 1 noche

Recuperación: 1 semana

Resultados: 30 días

Correcion mamas tuberosas Sabadell Barcelona

El origen se sitúa durante los años de crecimiento de la niña a mujer, cuando, debido a una alteración genética, el tejido que cubre la glándula mamaria presenta una rigidez extrema. Por esta razón, no tiene la elasticidad necesaria para extenderse y crecer de forma armoniosa conforme al aumento progresivo de la glándula interna. Ésta continúa incrementando su tamaño durante la etapa de la adolescencia, pero, en contrapartida, no hay suficiente piel para cubrirla adecuadamente. De este modo, la mama crece sólo hacia delante y evoluciona hacia la zona de la areola, la parte más débil del pecho. A esto se añade el insuficiente desarrollo de la parte inferior del pecho, circunstancia que se suma a las anteriores y que desemboca en las llamadas mamas tuberosas.

Este tipo de malformación se denomina también como mamas caprinas, tubulares, constreñidas o con hernia areolar. En cualquier caso, existen diferentes grados de desarrollo: el grado I , que corresponde a más de un 50% de los casos y donde la areola se halla desviada hacia abajo y hacia adentro, produciendo generalmente una caída de las mamas; el grado II, que se encuentra en algo más de un 25% de los casos y se caracteriza por una areola extremadamente grande y que mira hacia abajo, con una mamas con forma muy tubular; y, por último, elgrado III, que se produce en menos del 25% de los casos y donde la base mamaria está retraída y presenta una apariencia de cono o “caprina”.

Antes Después

 

La primera visita a su cirujano plástico

En la primera visita la paciente tiene por primera vez la oportunidad de informar a su cirujano plástico sobre sus objetivos, es el momento de ser sincero y comunicarse de la forma más abierta posible. Explique sin temores porqué ha tomado la decisión de corregir sus mamas, y de cuáles son sus expectativas. También es importante que informe al especialista sobre su estilo de vida; es importante conocer sus actividades diarias, si practica algún deporte, si lleva una vida más o menos sedentaria, si su ocupación habitual es más o menos activa, etc.  Con los datos que se obtengan de esta primera comunicación, nacerán las bases para ofrecerle un diagnóstico adecuado. Es el momento de examinarla minuciosamente, medir bien sus proporciones, analizar su físico y obtener así las respuestas necesarias. Su cirujano plástico deberá ser lo más realista posible e informarle de las posibles soluciones y de las técnicas más adecuadas para usted, y le facilitará datos acerca del tipo de anestesia y del hospital (o clínica) donde se efectuará la intervención, momento en el que usted ha de exponer sus dudas sin ningún reparo. Asimismo, el cirujano plástico deberá informarle de las condiciones del quirófano. Asegúrese de que el hospital cumple con todas las garantías necesarias y que cuenta con servicios suficientes para afrontar cualquier imprevisto. No olvide que su salud es lo primero. La comunicación cirujano-paciente debe ser lo más abierta y sincera posible, ya que tras este primer contacto es cuando usted tomará la decisión de si el cirujano plástico que le acaba de atender le ofrece la suficiente confianza para continuar con el proceso de corrección de las mamas tuberosas.

 

La elección de la técnica y el uso de prótesis

Es muy importante que su cirujano elija la técnica quirúrgica y el tipo de prótesis más adecuada para usted. Esto es algo de vital importancia, ya que cada persona es única y diferente, y dependiendo de cada constitución física puede ser recomendable una técnica u otra. Todo influye: el tamaño y tipo de implante mamario elegido,  su constitución física, su forma de vida, el estado de su musculatura, el grosor y la elasticidad de la piel, etc.

mamas-tuberosasCon toda esta información, el cirujano estético le hará saber la técnica más adecuada para su caso. Si se trata de una anomalía muy leve, puede subsanarse con un implante, sin necesidad de otras técnicas e incisiones que se necesitarían en grados más elevados. En dichos casos (los más graves), sí se procede a una remodelación glandular completa. Dicha remodelación empieza

con la reducción del diámetro de la areola y finaliza con unos cortes llamados radiales o paralelos (según la técnica empleada) que fragmentan la zona constreñida interiormente para lograr una distensión cutánea, una redistribución de la glándula, y por tanto el desarrollo correcto de la parte inferior de la mama. Las incisiones son similares a las que se practican durante una mastopexia -o alrededor de la areola y/o hasta la base de la mama en forma de “T invertida”-.

En la mayoría de los casos, el procedimiento finaliza con la implantación de una prótesis, que probablemente será anatómica, ya que además de incrementar el volumen de la mama ayuda a su remodelación, sobre todo a nivel del polo inferior.

 

El preoperatorio

Una vez ya ha dado el paso de operarse para solucionar el problema de sus mamas tuberosas, ahora comenzará a dar los pasos necesarios para proceder a su intervención con todas las garantías. En este punto muchas mujeres comienzan a sentirse nerviosas: no se preocupe por ello, es normal que sienta nerviosa, así que guarde la calma y continúe con sus actividades diarias con total normalidad.

Para una intervención de este tipo, tal como ocurre en aumento o reducción de mamas, es necesario que se realice un análisis de sangre, una mamografía, una radiografía de tórax y un electrocardiograma. Todo ello le será prescrito por su cirujano plástico. Es recomendable comenzar con sencillos tratamientos como una hidratación de los pechos mediante una simple crema hidratante, con el objetivo de preparar sus senos y su piel para que en la intervención se puedan conseguir los mejores resultados posibles. Deje de fumar, el tabaco es muy perjudicial y los tejidos necesitarán aportaciones extras de oxígeno para regenerarse con la mayor rapidez posible, su salud se lo agradecerá  y su cicatrización siempre será mejor.

 

Procedimientos antes de la operación

Unos días antes de la fecha prevista para su operación, el cirujano plástico comprobará que los datos resultantes de las pruebas que le prescribió son lo suficientemente seguros como para continuar con el proceso quirúrgico. Si usted es una persona sana, y con hábitos más o menos saludables, no habrá problema para continuar y su cirujano plástico le citará definitivamente para el día y hora de la operación. Hasta esa fecha, continúe su vida con toda normalidad.

 

El día de la operación

Y llegó el día de la operación. Es frecuente que los días anteriores usted se haya encontrado un poco más nerviosa de lo habitual. Aun así procure descansar la noche anterior todo lo que pueda, aunque es perfectamente comprensible su nerviosismo. Por la mañana, realice su aseo corporal con un jabón neutro y evite -ahora sí- cremas hidratantes. Retire la pintura de las uñas de pies y manos si tiene. Entre sus objetos personales para acudir al hospital, no olvide un neceser de aseo, unas zapatillas y un pijama o camisón. Una vez efectuado el ingreso, le entregarán ropa interior aséptica y el cirujano dibujará en su cuerpo unas líneas que servirán de guías para la intervención quirúrgica. Posteriormente la zona a intervenir se limpiará cuidadosamente y se recubrirá con una solución compuesta por yodo y otras sustancias, las cuales servirán para desinfectar toda la zona a intervenir en el quirófano. Entonces usted conocerá al equipo de anestesistas, y aquí comienzan los preliminares de la intervención. Le administrarán anestesia general y quedará sumergida en un profundo sueño mientras se efectúa la intervención. Cuando se despierte, le habrán colocado un brassier o sostén postquirúrgico.

 

El postoperatorio

La noche después de la intervención, quedará ingresada en el hospital mientras su cuerpo se va adaptando a la nueva fisonomía. En ocasiones se pondrán unas sondas o drenajes al paciente que servirán para evacuar líquidos sobrantes del interior de su cuerpo. Como todavía estará todo muy reciente y pasará la noche ingresada en su habitación, si lo desea podrá estar acompañada de algún familiar o amigo. Al día siguiente, si su médico lo autoriza, podrá levantarse y marcharse a su domicilio, guardando una serie de precauciones que su cirujano plástico le recomendará.

Durante los siguientes siete días irá sintiéndose cada vez con más fuerzas para recuperar sus hábitos diarios. Al principio necesitará reposo y se sentirá un poco débil, notando sus pechos hinchados. Sin embargo, con el paso de los días la recuperación se hará cada vez más evidente, y, con toda probabilidad, cuando pase esa primera semana ya se sentirá con ganas de volver a sus ocupaciones normales.

 

La vuelta a la rutina

En este momento es recomendable evitar movimientos bruscos con los brazos, así como levantar objetos pesados. Quizá le cueste también conducir su vehículo. Su propio cuerpo le irá avisando de los movimientos que puede hacer, recuperando su actividad poco a poco. Tenga en cuenta que cada persona tiene un ritmo de cicatrización diferente, así que no existe una norma general para todas las mujeres operadas de mamas tuberosas. Su recuperación dependerá de este ritmo. No tenga prisa, muévase son suavidad y con el tiempo verá que cada día se siente mejor que el anterior, y la hinchazón de sus mamas irá disminuyendo poco a poco.Las prótesis irán situándose y adaptándose a su nueva ubicación durante los próximos meses hasta que usted se sienta plenamente recuperada y, por supuesto, con un pecho mucho más atractivo.

 

Recomendaciones para después de la operación

Al igual que ocurre con un pecho natural, un pecho operado necesita también de cuidados. Es muy importante que cuide sus mamas, para ello el uso de sujetadores y cremas hidratantes y reafirmantes ayudarán a que su pecho se mantenga firme y erguido durante más tiempo. Evite los golpes y las maniobras bruscas, ya que aunque puede hacer una vida normal, al igual que ocurre con unas mamas naturales, siempre deberá tener cuidado y evitar golpeárselas.

PREGUNTAS MÁS FRECUENTES (F.A.Q.)
¿Puedo dormir de lado o boca abajo después de operarme?

Después de la intervención es importante evitar cualquier peso sobre las mamas recién operadas, y hay que dejar pasar un tiempo hasta que la cicatriz interior cure completamente y no queden holguras. Durante los 12 primeros días deberá dormir boca arriba. Poco a poco podrá ir girándose y adoptando una postura lateral, pero hay que tener un poco de paciencia y esperar a que desaparezcan las molestias antes de dormir en cualquier postura.

¿Existe algún remedio para que las cicatrices curen antes?

Existen diversos productos que ayudan a la mejora de la cicatrización, entre otros se encuentran las tiras de TROFOLASTIN o también MEPIFORM, que se deben de aplicar sobre las cicatrices y dejarlas actuar durante un tiempo. También puede ayudar la aplicación de aceites de rosa de mosqueta y CONTRACTUBEX GEL. Pregunte a su cirujano para mayor información.

¿Son necesarios los drenajes para evacuar líquidos después de la operación?

Los drenajes suelen ser recomendables, aunque es una decisión que debe tomar el cirujano. En ocasiones, y si se considera que la cirugía ha sido lo suficientemente limpia en el sentido clínico, se evita su uso debido a que, igual que sirven para evacuar líquidos, pueden convertirse a su vez en una vía de acceso para posibles infecciones que pueden llegar desde el exterior.

¿Se notarán mucho las cicatrices?

Dependiendo del tipo de intervención. En el caso de que una de las mamas necesite unamastopexia para reducir volumen, elevar la mama caída o corregir una forma tuberosa, el cirujano decidirá si practicar una simple cicatriz periareolar (alrededor de la areola) o -para casos más graves- intervenir mediante la técnica en T invertida, que deja una cicatriz alrededor de la areola que baja hasta el surco submamario.

Si en su caso alguna de las mamas necesita una prótesis para aumentar su volumen, las incisiones podrán efectuarse en la zona periareolar (areola del pezón), en el arco submamario (debajo de la mama) o en la zona axilar. Su cirujano plástico le informara de las ventajas e inconvenientes de cada tipo de incisión.

Su propia capacidad de cicatrización y la pericia del cirujano para llevar a cabo este tipo de intervenciones son muy importantes y, si todo va bien, sus cicatrices serán pequeñas líneas casi imperceptibles.

Tengo la areola muy grande, ¿me la reducirán también en la operación?

Si usted tiene, además, una o ambas areolas grandes, su cirujano aprovechará la ocasión para darles un tamaño más moderado, ya que es muy probable que las incisiones comiencen en las areolas. Esta corrección se incluye entre las variedades que pueden presentar las mamas asimétricas.

Tengo el pecho poco voluminoso ¿me lo aumentarán también en la operación?

Por lo general, la intervención de mamas tuberosas lleva implícita la colocación de una prótesis, por lo que además de recolocar la glándula mamaria la paciente verá incrementada su talla. A veces, la poco elasticidad de los tejidos en este tipo de mamas puede limitar un poco el tamaño del implante.

¿Qué resultados tendría la operación si, en caso de anomalía grave, el cirujano se limitase a realizarme un implante?

Esto no ocurrirá si ha acudido a un verdadero profesional, ya que, en casos graves, la sola colocación de un implante sin realizar una corrección completa de la glándula, podría generar el llamado signo de “doble surco” o “doble burbuja”. Cuando esto ocurre, se acentúa la deformidad en lugar de corregirla, al quedar muy marcada la zona donde acaba la glándula de la paciente y comienza la prótesis, lo que acaba provocando una mama con doble pliegue submamario.

¿Qué tipo de sujetador o protección debo usar al principio?

Durante los primeros dos meses es aconsejable utilizar un sujetador deportivo, sin aros, hasta que la mama tome su forma definitiva. Pasado este tiempo ya se puede empezar a utilizar cualquier tipo de sostén.  Además, tras la operación de mamas tuberosas se recomienda usar unabanda de compresión durante unas semanas, para así asegurar la evolución correcta del polo inferior del pecho.

¿Podré cuidar de mis hijos y levantarlos del suelo?

Al menos durante los primeros 15 días no debe levantar ningún peso, si tiene hijos pequeños es necesario que busque alguna ayuda para estas labores. Tenga paciencia, una buena curación necesita reposo.

¿Puedo dar de mamar de nuevo o cuando tenga mi primer bebé?

No será posible en algunos casos, aunque siempre ha de preguntar a su cirujano.

¿Cuánto tiempo tengo que esperar para quedarme embarazada?

Hasta pasado un periodo de entre seis y 12 meses tras su intervención de mamas tuberosas, no es aconsejable quedarse embarazada. Sin embargo, si por alguna razón usted se quedase embarazada antes de que pase dicho periodo de tiempo, no sería un gran problema. Consulte a su médico cuando llegue el momento.

¿Puedo ir a la playa después de operarme?

Guardando las debidas precauciones y protegiéndose del sol, puede usted ir a la playa y bañarse, una vez haya pasado el periodo de convalecencia de cuatro semanas.

¿Podré ir al gimnasio y hacer deporte?

Durante el primer mes tiene usted que evitar los movimientos bruscos de brazos y el levantamiento de peso. Pasado este tiempo, y a medida que las molestias van desapareciendo, puede empezar a hacer ejercicio con las debidas precauciones. Poco a poco, y a medida que se vaya sintiendo con más fuerza, podrá ejercitar cualquier deporte.

Si me ponen prótesis en la operación, ¿podré viajar en avión?

Por supuesto que sí, puede viajar tranquilamente en avión. Los implantes mamarios no “estallan” en los vuelos, ésta es otra leyenda urbana más.

¿Es posible mantener relaciones sexuales?

Normalmente, pasados 15 días de su intervención ya es posible mantener relaciones sexuales, en posturas cómodas y evitando la presión y el peso sobre las mamas.

¿Se pueden tomar pastillas anticonceptivas recién operada del pecho?

La utilización de pastillas anticonceptivas no está contraindicada en el caso de una intervención de aumento de mamas o mamoplastia de aumento.

¿Necesitaré masajes en los pechos?

Su cirujano le aconsejará si efectuar masajes en las mamas es necesario en su caso o no. Esto depende de diversas circunstancias que el propio profesional valorará.

SOLICITA CITA PREVIA

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono

Tratamiento

Sede

Comentarios

OTROS TRATAMIENTOS

Cirugía contorno corporal

Cirugía facial

Cirugía íntima femenina

NOTICIAS DEL BLOG

Clínica Nélida Grande

C/ Pi i Margall 14 (junto a El Corte Inglés)

08208 Sabadell (Barcelona)

Servicios

Consultas de Cirugía Plástica y Reparadora

Consultas de Medicina Estética

Salas de Tratamientos Estéticos

Módulo de Post-Operatorios

Horario

de Lunes a Viernes:

9:00 – 14:00 y 16:00 – 19:00

VEN A CONOCERNOS Y RESUELVE TUS DUDAS
Solicitar cita previa