El lifting facial

05 Feb El lifting facial

A medida que envejecemos, los efectos de la gravedad, la exposición al sol y el estrés de la vida diaria hacen mella en nuestro rostro. Se forman surcos profundos entre la nariz y la boca, las mejillas caen, aparecen arrugas alrededor del cuello o entre las dos cejas, nace la papada, etc. Un lifting facial no puede detener este proceso, sin embargo, lo que sí puede hacer es mejorar los signos más visibles del envejecimiento, tensando los músculos de la cara, realizando rellenos para eliminar las depresiones, retirando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de rostro y cuello (estirando la piel y retirando el exceso que quede).
El lifting facial puede ser convencional o endoscopico y ambos ayudan a suavizar de manera notable las huellas del envejecimiento del rostro, que también pueden deberse a la gesticulación, la mala alimentación, la propia genética o las agresiones medioambientales.

En definitiva, el lifting facial no consiste solamente en estirar la piel, sino en reestructurar las distintas partes del rostro que se han deteriorado o descolgado con el paso de los años. Hoy en día, esta intervención puede realizarse de manera aislada o asociada a otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia, o con otras técnicas como la lipoestructura (rellenos con grasa propia).

Existen varios tipos de lifting y técnicas, según la zona a tratar:

TERCIO SUPERIOR FACIAL: Es el llamado Lifting Frontal, que consiste sobre todo en elevar las cejas caídas hasta su posición inicial y eliminar las arrugas de la frente, rejuveneciendo la mirada y eliminando su aspecto “triste”. La intervención se puede complementar con una Blefaroplastia (cirugía de párpados).

TERCIO MEDIO FACIAL: El lifting de esta área del rostro se basa en elevar la mejilla traccionando -estirando- la musculatura y la piel, y eliminando la grasa acumulada en los pómulos. Éstos sufren una caída con el paso del tiempo debido a que los ligamentos se debilitan al soportar el peso de la zona. Ello provoca descolgamiento, pliegues y ojeras.

TERCIO INFERIOR Y CUELLO: El proceso natural de envejecimiento, entre otras razones, origina que el reborde de la mandíbula caiga y se desdibuje, lo que se agrava con el peso y la caída de la grasa del rostro hacia el cuello por efecto de la gravedad. Esto produce la llamada “papada”, que se elimina con el Lifting Cervical: realizando una liposucción con una fina cánula y, si es necesario, un estiramiento cervical retirando el exceso de piel. De este modo, se logra una reducción notable de la papada y se vuelven a marcar los ángulos de la mandíbula y el cuello.

Por último, me gustaría explicar que, aunque pueda no parecerlo, el lifting facial es una intervención quirúrgica de gran calibre, de importancia similar a otras cirugías corporales. En la operación se tratan también los músculos (resección), la piel en sus diversas capas (tracción) … no es medicina antienvejecimiento de la piel, sino cirugía estética. Por ello, habitualmente, y con la salvedad de alguna excepciones que podamos valorar los cirujanos, se administra anestesia general.


Dra. Nélida Grande
colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 – SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
08950 BARCELONA
Tel. 932 053 213

www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment