La belleza y la cirugía plástica en el cine

22 Feb La belleza y la cirugía plástica en el cine

Meryl Streep le roba a su ‘amiga’ Goldie Hawn su prometido -el cirujano plástico Bruce Willis-, y se casa con él. Años después, la primera sólo vive para su físico, el segundo es un borracho y maquilla cadáveres, y la tercera tiene sobrepeso y depresión. Pero más tarde, la triste y despechada Goldie está delgada y entonces se despiertan los celos en Meryl, quien teme que sea ahora ella la que le intente quitar a Bruce. Por ello, acude a una bruja moderna -Isabella Rossellini- que le proporciona un elixir que hace recuperar la juventud pero… tiene otros efectos auténticamente desastrosos. Esta lógicamente no es la historia de estos actores tan conocidos, sino de la película “La Muerte os sienta tan bien”(1992). En dicho filme nos encontramos con una comedia negra donde la obsesión por el aspecto físico no tiene un buen final. Y como esta, en muchas otras películas de la historia del cine los guionistas y directores han utilizado el concepto de cirugía plástica para ironizar sobre él. Este hecho está bien para divertirse, pero también tiene un fondo que los profesionales de este sector destacamos siempre: la importancia de elegir un buen cirujano. Lo verdaderamente importante es que la persona interesada en operarse vaya a una clínica reconocida, con un cirujano que tenga experiencia en la intervención a la que se desee someterse para tener la mayor garantía posible en los resultados. Todos hemos visto por televisión o leído en la prensa algunos casos de mano de personas que se hacen pasar por médicos y que la dicha calificación para ejercer la profesión. El precio excesivamente barato es una de las señas de identidad de estos farsantes, que están perseguidos por la ley.

 

Siguiendo con el cine, ahora español, me gustaría hacer referencia a “La piel que habito”, del director Pedro Almodóvar (2011.) Aquí el cirujano plástico, protagonizado por Antonio Banderas, está atormentado por la muerte por quemaduras de su esposa y el suicidio de su hija, así que diseña una piel súper sensible a las caricias pero resistente a las agresiones -con la que hubiera podido salvar a su mujer-. La cinta se puede interpretar como una crítica a la excesiva grandeza que suelen denotar algunos cirujanos. En realidad, la base de un buen cirujano (además de su preparación e infraestructura) es su calidad humana y moral, su experiencia, una buena capacidad de comunicación y empatía con el paciente. Un buen profesional no oculta datos al paciente sino que informa de las posibles complicaciones, o le dará una negativa si su petición sale fuera de los límites de la normalidad, puede perjudicar su salud o, directamente, cree que la intervención no es necesaria en su caso.

 

Otro de los filmes al que me gustaría aludir es“Goodnight Mommy” (2014), en el que dos hermanos gemelos esperan pacientemente a que su madre regrese a casa tras una operación de cirugía plástica. Cuando llega con la cara completamente vendada se muestra fría, distante y obsesiva. El cambio en su personalidad hará que los niños se pregunten si la mujer es una impostora. (Se trata de una película de terror.) En este sentido, las personas que quieren intervenirse para mejorar alguna parte de su cuerpo han de recordar que no existen los milagros. La apariencia final ha de ser natural, equilibrada y armónica. El paciente no debe plantearse expectativas irreales, porque después puede no quedar contento con su aspecto y como consecuencia de ello sufrir problemas psicológicos.

 

Por último, y en la cara más cómica, está -entre otras- la película “Brazil” de los Monty Phyton (1985). En ella, hay una hilarante escena donde a una de las protagonistas se le estira la cara literalmente, tirando con las manos. Bromas aparte, someterse a una intervención de cirugía plástica o estética no es ningún juego, se ha de reflexionar sobre todos los factores a tener en cuenta. Me gustaría señalar -para tranquilidad de los pacientes- que si se elige a un profesional con las características mencionadas en este artículo, no correrá riesgos innecesarios.

 

No hay comentarios

Post A Comment