La blefaroplastia o cirugía de párpados

14 Nov La blefaroplastia o cirugía de párpados

En este lunes donde parece que la lluvia nos ha dado un pequeño respiro, voy a hablar de la Blefaroplastia.

Esta intervención es un procedimiento quirúrgico para extraer la grasa, el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos más mayores y cansados, y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías esteticas del rostro, como el lifting cérvico-facial o el lifting frontal. El objetivo es borrar el aspecto cansado y envejecido de la mirada. Estos rasgos a veces tienen carácter hereditario, o se producen por el simple paso del tiempo.

En una misma intervención, se pueden operar uno, dos, tres o incluso los cuatro párpados a la vez. Existen, a su vez, dos técnicas: la blefaroplastia superior o por vía externa, mediante la cual se extirpa el exceso de piel de los párpados superiores con una incisión en forma de elipse, con el fin de que la cicatriz (sutura muy fina que además sirve para tensar la piel) quede escondida en el pliegue de ambos párpados; y la blefaroplastia inferior o por vía transconjuntival, donde se extirpan las” bolsas” grasas a través de la mucosa interna del párpado inferior -sin necesidad de realizar incisiones en la piel-.

En algunas ocasiones, el exceso de grasa retirado se puede utilizar para rellenar la zona de las llamadas “ojeras”, si la paciente tiene dicha área hundida o de aspecto huesudo. Asimismo, a veces es necesario combinar la vía externa y la transconjuntival cuando hay un sobreexceso de piel, es decir, extirpando las bolsas de grasa por vía transconjuntival y el exceso de piel por vía externa.

El postoperatorio

Durante los dos primeros meses aproximadamente, deberá proteger la zona operada de los rayos solares con gafas de sol que sean lo suficientemente grandes para que le cubran también por la zona de las sienes, y así mantener protegida la zona por todos los ángulos. Diez días después de la operación, los pequeños hematomas habrán desaparecido y podrá reincorporarse a su trabajo o a su rutina habitual. Y a partir de los quince días, usted podrá llevar una vida totalmente normal.


Dra. Nélida Grande
colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 – SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
08950 BARCELONA
Tel. 932 053 213

www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment