La labioplastia o cirugía genital femenina

19 Oct La labioplastia o cirugía genital femenina

Hoy hablaré sobre la labioplastia o ninfoplastia. Se trata de un procedimiento quirúrgico de cirugía íntima cada vez más demandado y que tiene como fin el rejuvenecimiento de los genitales externos femeninos mediante varias técnicas. Por ejemplo, puede realizarse una reducción de labios menores cuando éstos son excesivamente grandes (hipertrofiados) o con forma anómala (colgantes o asimétricos), de modo que incluso generan dificultades en las relaciones sexuales.

También se pueden realizar rellenos de grasa en los labios mayores y el pubis, con el fin de aumentar la turgencia de este área anatómica. La pérdida de tersura y volumen en dicha zona puede provocar sentimientos de vergüenza o pudor en algunas mujeres a la hora de ir a la playa, e incluso problemas para mostrarse desnuda ante su pareja. Asimismo, yo aplico también la técnica contraria, es decir, extraer la grasa sobrante en labios mayores o pubis con mucho volumen, para evitar así que la ropa ceñida de la mujer marque demasiado esa zona.

Las mejores candidatas para este tipo de intervenciones son aquellas pacientes con alteraciones estéticas o morfológicas (sean éstas discretas o llamativas) que buscan una mejoría en su aspecto genital. Esto es debido a que genéticamente, debido al paso del tiempo, a alguna práctica deportiva o a múltiples partos, estas mujeres han sufrido estiramientos en la zona vaginal externa.

Es posible que el hecho de tener los labios menores muy grandes y colgantes, por ejemplo, sea un factor molesto a la hora de tener relaciones sexuales. Esta anomalía sí se puede corregir con la labioplastia. Sin embargo, es importante aclarar que la labioplastia no “cura” la insatisfacción sexual si ésta se debe a otras razones (psicológicas, hormonales, médicas, de la forma interior de la vagina, etc…)

Los resultados de la labioplastia o ninfoplastia son permanentes, y permiten que la paciente tenga unos labios vaginales rejuvenecidos y remodelados. Las cicatrices son casi inapreciables al poco tiempo, y la incisión suele cicatrizar muy bien a pesar de ser que la zona genital es por naturaleza húmeda. Un pequeño consejo final: El momento idóneo para llevar a cabo una cirugía de la zona genital femenina es inmediatamente después de que finalice la menstruación, ya que de este modo, cuando se la mujer tenga su siguiente menstruación, los tejidos ya estarán bastante bien cicatrizados.
Espero que esta información les haya resultado interesante. Un abrazo a todas,



Dra. Nélida Grande
colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 – SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
08950 BARCELONA
Tel. 932 053 213

www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment