Los hilos tensores coreanos

07 May Los hilos tensores coreanos

Uno de los procedimientos para rejuvenecer la cara tratando la piel sin cirugía son los nuevos modelos de hilos tensores, llamados “hilos coreanos”. La diferencia con los denominados coloquialmente “hilos rusos” -más antiguos-, consiste en que los nuevos hilos coreanos una vez bajo la piel producen una fibrosis (como una cicatriz interna) que provoca una retracción, una tensión de los tejidos internos de la cara. Por tanto, no son los hilos los que estiran el rostro, es la propia fibra a modo de cicatriz interna lo que provoca esta retracción. Esta técnica también actúa por dentro aumentando el colágeno, la elastina y ácido hialurónico propios de nuestro organismo. Ambas acciones, derivadas de la aplicación de los hilos, llevan a un efecto sorprendente:el estiramiento de la piel, lo que muchos denominan ‘lifting sin cirugía’.


Se trata de hilos especiales que se introducen solamente con una pequeña punción. En el mismo momento de la intervención ya se perciben un poco los resultados, pero es después de los primeros cinco días cuando verdaderamente se aprecian. No obstante, este efecto lifting va aumentando ligeramente según pasan los meses -propiedad muy característica de los nuevos hilos tensores- y es tras año y medio cuando ya comienza a desaparecer. La aplicación de hilos tensores se puede practicar en la CLÍNICA NÉLIDA GRANDE, sin necesidad de ingresar en el hospital.


El paciente podrá notar una piel más firme, luminosa y elástica. Este efecto anti arrugas y anti descolgamiento se produce gracias a la sustancia de la que están compuestos los hilos coreanos: la Polidioxanona. Se trata de un material reabsorbible por nuestro cuerpo que favorece la cohesión celular. Es biocompatible, es decir, que es aceptado por el tejido subcutáneo de un modo natural sin reacciones adversas. Gracias a la Polidioxanona, la calidad del tensado cutáneo es mayor respecto a la que se obtiene con los hilos tradicionales o rusos.

El número de hilos utilizados en el tratamiento varía en función del grado de envejecimiento del rostro de cada persona y el estado general de su piel. Normalmente de introducen un mínimo de seis, y después el cirujano va valorando si es necesaria más cantidad. Se puede tardar entre 30 minutos y una hora, dependiendo del caso. Después, se vuelve a la rutina de forma inmediata, teniendo especial cuidado en los días siguientes de no gesticular en exceso ni golpearse la cara. El procedimiento en sí en mínimamente invasivo, sin incisiones. 

La prensa los ha comenzado a denominar “hilos mágicos”, por sus óptimos resultados. Con ellos se consigue elevar las mejillas y las cejas, mejorar los surcos nasogenianos y los pliegues sobre el labio superior, reducir las arrugas en el contorno de los ojos y estirar el mentón, de modo que se renueva la expresión facial, rejuveneciéndola. En manos de un profesional médico, se logra una armonía facial sin artificialidad. Por último, recordar que sus efectos no son permanentes, ya que no se trata de una intervención quirúrgica.



Dra. Nélida Grande
Colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL 

Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA 
Tel. 932 053 213

www.doctoragrande.com



2 Comentarios
  • Mar Espin
    Publicado a las 10:43h, 06 Febrero Responder

    Buenos días Dra, yo estoy interesada en que usted me ponga hilos tensores. He visto que utiliza Polidioxanoma. Pero he leído esto de otros profesionales:
    “Debido al envejecimiento facial los tejidos se descuelgan provocando flacidez y dando un aspecto triste y cansado. Para tratar la flacidez existen en la actualidad distintos tipos de tratamientos, ahora vamos a abordar el más novedoso y con unos resultados muy buenos, son los hilos tensores de ácido poliláctico.
    Dentro de la variedad que hay en el mercado de hilos reabsorbibles, la diferencia está en el material y la técnica, en el Centro Médico solo utilizamos hilos tensores reabsorbibles de ácido poliláctico por diversos y fundamentados motivos que seguidamente exponemos. Dentro de los materiales existen: poliláctico, polidioxanona, y policaprolactona. Algunos han sido utilizados hace tiempo, es el caso del ácido poliláctico, con muchos estudios realizados sobre los pros, contras y efectos secundarios. Por el contrario, otros llevan usándose tan sólo un año (polidioxanona y policaprolactona) con el desconocimiento de los efectos a largo plazo que tiene su uso. En la elección del hilo también cabe tener en cuenta distintas variables:
    La resistencia a la tracción: mayor en los de poliláctico.
    El tiempo de reabsorción: de 18- 24 meses en el caso del poliláctico, frente a los 6 meses de otros productos.
    Efectos: los hilos de poliláctico tienen un efecto tensor inmediato y paulatinamente ayuda a la producción de colágeno.
    Los hilos de polidioxanona, y policaprolactona actúan como cuerpo extraño provocando un proceso defensivo del organismo”
    Que opina doctora? Porqué yo estoy interesada en ponerme hilos tensores.
    Gracias
    Mar Espin

  • Dra. Nelida Grande
    Publicado a las 14:03h, 06 Febrero Responder

    Buenos dias Mar.

    Es verdad que los hilos de ácido poliláctico, llevan mas años usandose para esta función, y que la polidioxanona es un material que se usa para la construccion de hilos tensores desde hace mucho menos tiempo, pero al igual que el acido polilactico, es un material biocompatible y reabsorbible y la asimilación de estos hilos se realiza de manera progresiva, natural y sin ningún tipo de peligro o efecto secundario.

    La polidioxanona o PDO es un material empleado con frecuencia en las suturas de cirugía cardíaca, ya que potencia la cohesión de las células, fue desarrollada en 1970 con el objetivo de utilizarse como “hilo” de suturas quirúrgicas, lo cual lleva haciéndose desde el año 1983. Este material es totalmente compatible, reabsorbible y estéril.

    En el nivel subcutáneo, la polidioxanona genera una fibrosis o proceso reparativo a su alrededor, lo que desencadena la producción de nuevas fibras elásticas de colágeno y elastina.

    En definitiva, unas marcas utilizan unos materiales para desarrollar sus hilos, y otras marcas utilizan otros. Existen medicos que se decantan por unos materiales u otros, en muchas ocasiones esto depende de la relación comercial con cada laboratorio. Nosotros utilizamos hilos tensores de diversas marcas, y que consideramos que son los que mejores resultados nos han ofrecido, tanto si se componen de acido poli-L-láctico o si su componente principal es la polidioxanona.

    Entre los hilos que utilizamos, tambien se encuentran los Silhouette Soft, del Laboratorio Sinclair, el principal componente de Silhouette Sof t, es el acido poli-L-láctico (PLLA) —es un componente que tambien es muy conocido, y que se lleva usando desde hace muchos años en numerosas aplicaciones biomédicas y farmacéuticas como hilo de sutura-.

    Valorando la tecnología actual de ambos componentes, estamos convencidos que estas dos opciones son completamente seguras para nuestros pacientes, y sus resultados son similares, tanto en la resistencia a la tracción, el tiempo de absorción, la duración del efecto tensor, la produccion de sustancias beneficiosas como el colageno, y la tolerancia dentro del organismo, ya que como anteriormente le he indicado, la polidioxanona se lleva usando en suturas de cirugía cardíaca desde el año 1983,

    un saludo afectuoso

    Clínica Nélida Grande

Post A Comment