Mastopexia, la técnica para la elevación y reducción de mamas

04 Jul Mastopexia, la técnica para la elevación y reducción de mamas

Aparte de la intervención de aumento de mamas, la más conocida hoy en día, existen en el mundo de la cirugía de la mama diversas operaciones para ayudar a las mujeres a sentirse mejor consigo mismas, sea cual sea el problema que tengan en su pecho. Las mujeres que por ejemplo han pasado uno o varios embarazos y procesos de lactancia, ven que el pecho pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria y que se solventa con una ELEVACIÓN. Y también hay casos de mujeres con pechos muy grandes que sufren molestias debidas al exceso de peso que esto acarrea, como dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama o problemas respiratorios. Este tipo de pacientes necesitan una operación de REDUCCIÓN. La técnica empleada para ambos casos es la llamada Mastopexia (eliminar el exceso de piel), aunque -respecto a la elevación- en la reducción se procede además a eliminar también el exceso de grasa y, en ocasiones, parte de la glándula mamaria.

La mastopexia consiste básicamente en eliminar el exceso de piel de la mama. En los casos de elevación de mamas (cuando el pecho está muy caído), el proceso consiste en recortar la piel sobrante -y que hace que la mama tienda hacia abajo- y ajustarla hasta conseguir la elevación deseada. En ocasiones la zona pectoral femenina se encuentra muy “vacía”, esto es bastante habitual después de los procesos de embarazo y lactancia, debido a que los senos crecen y se llena de leche materna para que el bebé pueda alimentarse, pero una vez que finaliza este proceso las mamas van disminuyendo su tamaño. Con el paso de los años y la fuerza de la gravedad el pecho tiende a caer, además, a medida que la piel pierde su elasticidad, pierde su forma. Es muy importante valorar el grado de ptosis (caída de la mama) para acertar en la elección de la técnica más adecuada para proceder a la elevación de las mamas caídas. Su cirujano le informará debidamente de estos y otros detalles de la operación.

Otra de las grandes intervenciones donde se utiliza la mastopexia es la reducción de mamas, un procedimiento quirúrgico para disminuir el tamaño de los senos, mediante la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciéndolos más pequeños, ligeros y firmes. Además, se puede reducir el tamaño de la areola en la misma operación. La finalidad de la mamoplastia de reducción es proporcionar a la mujer unas mamas más proporcionadas con el resto de su cuerpo. Este tipo de cirugía se suele emplear tanto mujeres adultas que muchas veces ya han sido madres o también en chicas jóvenes que sufren un crecimiento excesivo de sus pechos (Gigantomastia). Por su parte, los hombres también pueden llegar a necesitar una reducción si se les diagnostica ginecomastia, término que hace referencia a los varones que tienen los pechos muy voluminosos e incluso similares a los de una fémina. Este tipo de cirugía se desaconseja en el caso de hombres con obesidad que no hayan intentado previamente solucionar su problema con dieta y ejercicio.

A las pacientes que se estén realizando una elevación, además de la mastopexia, también se les pueden introducir prótesis mamarias, lo que ayuda a aumentar el tamaño de los pechos caídos y que éstos queden más firmes y erguidos. En cualquier caso, los resultados de estos tipos de operaciones son muy satisfactorios, ya que se trata de corregir situaciones donde la realidad se alejaba bastante de lo que se considera una mama bonita.

Dra. Nélida Grande
Colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

Consultas en:

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 1408208 – SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
08950 BARCELONA

HOSPITAL ESPÍRITU SANTO
08923 Sta Coloma de Gramenet – BARCELONA

www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment