Mujeres cirujanas plásticas

29 Sep Mujeres cirujanas plásticas

En la esfera profesional, las mujeres han subido posiciones que antes eran inalcanzables debido a las limitaciones sociales, ideológicas y culturales que existían. Dentro del mundo de la cirugía plástica y estética -anteriormente un mundo de hombres-, las doctoras tenían dificultades en desarrollar plenamente su actividad, y en muchas ocasiones trabajaban bajo las directrices de los cirujanos. De este modo, tenían que demostrar su valía realizando el doble de esfuerzo, tanto ante los colegas como ante los pacientes, las enfermeras, estudiantes de medicina y, por descontado, directivos. Eran resquicios muy evidentes de la antigua mentalidad del sector científico, donde imperaba la idea de que la ciencia “no es asunto de mujeres”. Con el paso del tiempo y la profesionalidad de las féminas, la práctica quirúrgica ha dejado de ser un terreno en el que las mujeres no tienen porqué (y no quieren) ser excluidas.

La resistencia física ante las horas de quirófano que puede suponer una operación estética era un argumento utilizado por los hombres en su favor, restándole oportunidades a la mujer aludiendo a su falta de fuerza. Sin embargo, con el entrenamiento adecuado una mujer puede desenvolverse perfectamente en este aspecto. Pero la cirugía plástica, además requiere responsabilidad en la toma de decisiones, habilidades motoras y capacidad intelectual. En definitiva, se trata de ser buena en lo que haces, siendo indiferente si se es hombre o mujer. Mientras se avanzaba antes en esta “lucha”, se han ido formando asociaciones de mujeres cirujanas, como la americana Association of Women Surgeons AWS, que da apoyo a las especialistas y vela por sus necesidades a nivel internacional, además de promover la profesión. Tanto desde esta agrupación como desde otras similares se afirma que muchas chicas estudiantes de Medicina rechazan la especialización de cirugía por falta de motivación o porque quieren disponer de más tiempo libre. Pero cuando se habla de las motivaciones que las llevan a querer trabajar modelando cuerpos, éstas son las mismas que las de los hombres: los resultados que se consiguen, y la combinación del trabajo mental y artístico. Hoy en día basta con ‘colarse’ en algún quirófano donde se esté llevando a cabo una intervención de cirugía plástica para ver que en el equipo presente las mujeres son casi siempre mayoría.


Un gran número de mujeres cirujanas es soltera o divorciada, pero en este punto hay que resaltar que otras muchas están casadas y/o han formado una familia. Cierto es que la profesión de cirujano conlleva muchas horas de trabajo (además del periodo de formación, que coincide con la etapa de la vida reproductiva óptima de la mujer) pero los estudios confirman que el matrimonio y la maternidad, cuando la mujer así lo elige y es corresponsable, no influyen o no tienen porqué influir en la productividad. Esto ocurre igual en otro tipo de empleos que también exigen horas y horas de dedicación, pero en cualquier caso después de hacer esta difícil conciliación la satisfacción profesional es mayor y representa un gran mérito para las que lo consiguen. Lograr este balance es un reto, pero no el único. Los cirujanos han de ser líderes, y para serlo hace falta un carácter fuerte y una gran determinación, rasgo que caracteriza a las mujeres cirujanas.

Respecto a la relación con los pacientes, el hecho de ser mujer genera un extra de confianza y complicidad cuando la persona que se opera y la que va a operar son ambas mujeres. Pero hay que pensar que esta realidad lógica también ocurre cuando se da esta misma situación entre hombres. No obstante, el hecho de que el género femenino supere al masculino en número de pacientes de cirugía estética, sumado al antes mencionado buen feeling entre mujeres, hace que hoy en día ser cirujana en la especialidad plástica y estética pueda ser ventajoso. 


Dra. Nélida Grande
Colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética
CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL 

Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA 
Tel. 932 053 213

No hay comentarios

Post A Comment