Pequeñas cirugías, poco invasivas para el paciente y sin dificultad para un profesional experimentado

28 Abr Pequeñas cirugías, poco invasivas para el paciente y sin dificultad para un profesional experimentado

En el mundo de la cirugía plástica, estética y reparadora, existen intervenciones de pequeño calibre que no precisan de ingreso hospitalario (se pueden realizar en un centro médico reconocido y equipado), pero que sin embargo pueden ayudar mucho a que la persona mejore su aspecto. Una reducción de areola mamaria, una labioplastia sencilla -remodelación de los labios vaginales-, un relleno facial con grasa propia -la llamada lipoestructura-, etc… en manos de un cirujano experimentado pueden ser una solución fácil y definitiva a ese pequeño defecto que nos acompleja.


Este tipo de intervenciones se hacen ambulatoriamente y no requieren entrar a quirófano. Hablamos de pequeñas intervenciones que además suelen ser económicas para los pacientes y no obstante pueden denotar un cambio importante en su aspecto. Por ejemplo, en la mujer, la forma hipertrofiada -demasiado grande- de unas areolas (área oscura que rodea al pezón mamario) puede producirle complejos en su vida íntima. En manos de un cirujano experimentado, reducir el diámetro de la areola puede resultar relativamente fácil. La operación se lleva a cabo con anestesia local y sedación, sin ingreso hospitalario. La pequeña cicatriz queda bajo la nueva areola, y los resultados son inmediatos por supuesto permanentes.

Otra muestra muy común en cirugías de este tipo es la labioplastia, sobre todo si se trata solamente de reducir los labios mayores de la vagina -ya que puede haber varios tipos de labioplastia-. Puede ocurrir que este sea el problema (que sean excesivamente grandes) y/o que presenten una forma colgante o asimétrica. Ello incluso puede generar dificultades en las relaciones sexuales. Asimismo, también se pueden realizar rellenos de grasa propia tanto en los labios mayores como el pubis, con el fin de aumentar la turgencia de este área. Ambas acciones se pueden realizar en una centro médico-quirúrgico preparado para ello, con anestesia local y sedación. 

Los rellenos de grasa propia antes mencionados tienen el nombre de Lipoestructura. Esta es una técnica por la que se inyecta en el paciente grasa extraída de otra parte de su cuerpo, previamente purificada. Al tratarse de un implante “autólogo” (propio) presenta muy pocas contraindicaciones y grandes ventajas. Y los resultados son a largo plazo. En este punto, por ejemplo se puede destacar el relleno facial, que si el cirujano así lo valora puede hacerlo fuera de quirófano. Podemos rejuvenecer el rostro con este tipo de rellenos en los surcos nasogenianos -arrugas de la sonrisa-, en el código de barras -sobre el labio superior- o añadiendo volumen en los labios. De este modo, una cara que tiene un aspecto envejecido puede recuperar juventud con estos retoques. 

Aparte de las intervenciones que hemos enumerado, puede haber -según cada caso- otras que sean sencillas para el cirujano y a la vez poco invasivas para la persona que desea mejorar una parte de su físico. Algo tan habitual como las verrugas por ejemplo puede afear mucho según su tamaño y proliferación. En realidad, las verrugas simples son lesiones cutáneas causadas por el llamado “virus del papiloma humano” (VPH). Se pueden eliminar quirúrgicamente tanto si están en la cara, la nuca, la espalda, la zona ano-genital, las axilas o en cualquier otra parte del cuerpo.


Valore con su cirujano si con alguna pequeña intervención estética -que además seguramente conlleve un bajo coste- puede eliminar ese detalle que no le gusta o no le hace sentir bien. 


CLÍNICA NÉLIDA GRANDE

SEDES CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
-Pi i Margall, 14
08208 SABADELL
-Passeig de Gràcia 42, 1º2ª
08007 BARCELONA

Tel. cita previa ambas consultas: 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL 

Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA 
Tel. 932 053 213

www.doctoragrande.com

No hay comentarios

Post A Comment