Cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética

Cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética

03 Oct Cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética

Son más que conocidos los casos de intrusismo profesional en la cirugía estética. Pero no siempre se trata de eso a la hora de nuestra seguridad en quirófano, sino de todas las condiciones que rodean a nuestra intervención -aunque vaya a realizarla un cirujano titulado, cualificado y con experiencia-. Este sería, por descontado, el primer paso para evitar riesgos en una operación de cirugía estética: la elección del médico. Pero después hemos de asegurarnos de otros factores, como que el tiempo de hospitalización que se nos ofrece cumple los mínimos establecidos, que el material que se va a utilizar (por ejemplo en el caso de las prótesis de mama) es de máxima calidad, que tendremos después un postoperatorio correcto, etc. Hoy en nuestro Blog, cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética. Todos los aspectos ineludibles a la hora de obtener las máximas garantías de seguridad en una intervención de este tipo.

Hay que tener en cuenta que algunos pacientes van a necesitar más tiempo que otros, en todas las fases del proceso: preoperatorio, ingreso, postoperatorio… Porque hasta en dos casos idénticos, cada persona es única. Hay que descartar propuestas que no tengan en cuenta las necesidades específicas de cada paciente. Porque tras elegir a nuestro cirujano -y, sobre todo, conocerle en persona en las visitas-, comienza el camino definitivo hacia ese cambio sustancial en nuestro aspecto. No se puede bajar la guardia en ese sentido.

asta en dos casos idénticos, cada persona es única.

El preoperatorio

Comenzando por el preoperatorio, hemos de asegurarnos de que nos realizan todas las pruebas necesarias antes de la intervención quirúrgica. Por ejemplo, para una operación de aumento de mamas habitualmente es necesario que nos realicemos un análisis de sangre, una mamografía y un electrocardiograma, y en algunos casos también una radiografía de tórax. Posteriormente, el cirujano plástico ha de comprobar que los resultados de dichas pruebas son lo suficientemente seguros para llevar a cabo la cirugía.

En esta etapa preoperatoria, es esencial que también nos informemos bien de las condiciones de hospitalización. Siguiendo con el caso de un aumento de pecho, lo idóneo es que tengamos un ingreso previamente estipulado de entre 12 y 48 horas (tiempo que varía según diversos factores). Porque, por lo general, no es aconsejable que nos envíen a casa recién operados, por los riesgos que ello podría suponer. Este es un factor muy relevante a la hora de saber cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética.

Cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética

El postoperatorio

Respecto al postoperatorio, debería ser de al menos un año en cirugías de gran calibre. Y debe incluir las curas necesarias para la cicatrización. Y la valoración profesional de cómo nuestro cuerpo ha aceptado el cambio. Porque pasados unos meses, el cirujano evaluará los resultados definitivos y podrá retocar alguna cicatriz que haya quedado más visible. Lo esencial en este periodo es realizar ejercicio físico moderado, no fumar, mantener una dieta saludable y, si tenemos cualquier duda sobre el futuro de nuestro nuevo aspecto, preguntar a nuestro médico.

Los resultados de una cirugía estética son permanentes. Pero no paran las agujas del reloj en casos de rejuvenecimiento. Es decir, que nuestro proceso natural de envejecimiento continuará. Y cuando haya una reducción de volumen -como en una liposucción o una abdominoplastia– una operación no evita que más adelante pueda surgir una nueva grasa propia si no cuidamos nuestro cuerpo, como decíamos antes, con una correcta alimentación y ejercicio habitual.

Los materiales

Por último, y entre las claves a tener en cuenta para una cirugía segura, se encuentra un detalle también imprescindible: la calidad de los materiales a utilizar. Es decir, en una cirugía mamaria que precise de prótesis para el pecho, asegurarnos de que el médico que nos va a operar trabaja con las marcas de implantes más fiables del mercado.

protesis redondas

Ahora ya sabes las claves sobre cómo evitar REALMENTE los riesgos en la cirugía estética. No te dejes engañar y sé exigente con tu elección. Recuerda que haces esto para sentirte mejor, no para empezar un largo camino de problemas en tu vida.  ¡Tu salud y bienestar son los primero!

Dra. Nélida Grande
colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética
CLÍNICA NÉLIDA GRANDE
Pi i Margall, 14
08208 – SABADELL
Tel. 937 169 525
CLÍNICA NÉLIDA GRANDE – BARCELONA
Passeig de Gràcia, 42
08007 – BARCELONA
Tel. 937 169 525
CLÍNICA DIAGONAL
Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA
Tel. 932 053 213
No hay comentarios

Post A Comment