Prótesis de mama de micropoliuretano

Prótesis de mama de micropoliuretano

23 Mar Prótesis de mama de micropoliuretano

Los implantes mamarios de silicona pueden tener diferentes coberturas. Una de ellas es la espuma de micropoliuretano. En quirófano, deben ser implantadas de mano de cirujanos plásticos con amplia experiencia y pericia, debido a que su manipulación resulta algo más compleja. Los implantes de espuma de micropoliuretano son fabricados actualmente por la compañía Polytech, distribuidos en España por la empresa Biocablan.

Desde sus inicios, en los años 60, las cubiertas de las prótesis de mama eran únicamente lisas, sin ninguna textura. A finales de esta década se empezaron a comercializar también con una cubierta de micropoliuretano. Más adelante, ya en los 80, se introdujo la cobertura texturizada o rugosa. Los estudios han demostrado que tanto los implantes rugosos como los recubiertos de micropoliuretano pueden constituir, entre otros, un factor que ayude a que el riesgo de contractura capsular sea menos elevado. No obstante, cada cirujano debe decidir qué tipo es el más adecuado en cada caso concreto: lisas, rugosas o de poliuretano. Porque el planteamiento de cada operación es siempre distinto. Además, el tipo de cubierta no es el único condicionante de las contracturas capsulares. Existen otros factores que pueden contribuir a que se formen, como complicaciones en la intervención o la propia anatomía de la paciente.

Qué es una contractura capsular

Qué es una contractura capsular

La evolución en la fabricación de las prótesis de pecho se debió a la reacción del organismo humano a los cuerpos extraños. Cuando nuestro cuerpo detecta un elemento ajeno, se crea una cápsula de tejido conectivo (envoltura de fibras) alrededor de este. Se trata de una reacción natural del organismo, pero en ocasiones esta cápsula puede endurecerse y causar problemas. Según el grado de contractura, puede incluso llegar a ser dolorosa.

Para minimizar este riesgo en las mujeres, la compañía Polytech desarrolló los implantes de silicona recubiertos de micropoliuretano. Curiosamente, estos tuvieron que dejaron de fabricarse en 1992 por una orden de la FDA (Food and Drug Administration). La creencia general, no obstante, fue que no se trató de un cuestión de seguridad sino de intereses comerciales. De hecho, volvieron a ser producidos y comercializados. Porque además, esta clase de cubierta se adhiere más al tejido y ayuda a que las prótesis no roten -no cambien de lugar respecto a la posición original donde la colocó el cirujano-. Y a que se reduzca la probabilidad de que causen pliegues visibles en las mamas o “rippling” (consecuencia de que los implantes se doblen bajo el tejido mamario). Pero las investigaciones no han aportado datos definitivos, y las estadísticas no son aplicables al 100% de los cuerpos femeninos ni a la totalidad de las cirugías.

La explicación técnica

prótesis de micropoliuretano

Volviendo a la objetividad de los estudios al respecto, como decíamos al principio, se ha comprobado que las prótesis texturadas y las de micropoliuretano tienen una incidencia más baja de contractura capsular en comparación con las lisas. Para valorar debidamente este argumento, tenemos que recurrir a la física. La explicación técnica es que alrededor de las cubiertas lisas las fibras se sitúan paralela y circularmente al implante. Esto provoca lo que se denomina ‘fuerzas contráctiles concéntricas’, que podrían llegar -en algunos casos- a crear una contractura capsular. Por el contrario, cuando se trata de cubiertas texturizadas o de micropoliuretano, la superficie microporosa origina ‘fuerzas contráctiles multidireccionales’, con tendencia a neutralizarse y a no ejercer ninguna presión extra sobre la mama.

En cualquier caso, las prótesis lisas se siguen utilizando en cirugía mamaria porque, según la paciente en concreto, pueden ser más adecuadas que las rugosas o las de micropoliuetano. Esto se debe a que los implantes de cobertura lisa tienen otras ventajas que el cirujano valorará en la mujer que va a ser implantada.

 

Dra. Nélida Grande
colegiada nº 25.161
Doctora Especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE – SABADELL
Pi i Margall, 14
08208 – SABADELL
Tel. 937 169 525

CLÍNICA NÉLIDA GRANDE – BARCELONA
Passeig de Gràcia, 42
08007 – BARCELONA
Tel. 937 169 525

CLÍNICA DIAGONAL
Carrer Sant Mateu, 26,
08950 Esplugues de Llobregat
BARCELONA
Tel. 932 053 213

No hay comentarios

Post A Comment